Exigimos el tratamiento de la Rendición de Cuentas de 2019

La Rendición de Cuentas 2019 NO SE TRATÓ en el Concejo Deliberante de San Isidro por evasión del Municipio. Desde el vecinalismo exigimos su debate y tratamiento en diciembre 2020, y transparencia con los vecinos sobre el uso de los recursos públicos municipales. 

 

También hicimos desde nuestro bloque un análisis de algunos elementos de información presentados por algunos funcionarios de la Municipalidad sobre la ejecución del presupuesto en 2019, que compartimos con nuestros vecinos a continuación. 

 

NUESTRO ANÁLISIS DE LO PRESENTADO POR EL MUNICIPIO SOBRE LA EJECUCIÓN DEL PRESUPUESTO MUNICIPAL EN 2019

 

Gastos

El presupuesto de San Isidro para el 2019 es de $8.579 millones y se devengaron $10.180 millones de pesos. Esto nos da que el municipio gastó un 18,6% más de lo que había planificado para ese año. 

 

Tengamos en cuenta que el monto inicial (los $8.579) contemplaban un aumento del 26% respecto a lo devengado del año anterior ( $6.778 millones para 2018). Por lo tanto, si consideramos el presupuesto devengado 2019 y lo comparamos con el devengado en el 2018 podríamos concluir que en el 2019 se aumentó en más de un 50% los gastos realizados.

 

Llama la atención la reducción en el servicio de deuda. No solo fue inferior a lo planificado (se planificó $704 mill y se terminaron gastando $522 mill) sino que, además, incluso su monto fue inferior al del año 2018 (578 mill).

 

 

En cuanto a la participación presupuestaria pre y post devengado, no se muestran demasiadas modificaciones salvo por el aumento en 4% en espacios públicos y la disminución del Servicio de la Deuda. Como vemos, la primera prioridad presupuestaria es Espacios Públicos, seguido de Salud y de Obras Públicas.

 

 

Desde el punto de vista de gasto por objeto, vemos que  el mayor gasto para las arcas comunales continúa siendo el personal, seguido de Servicios no Personales (acá está CLIBA).

Las grandes diferencias entre devengado y presupuestado se ven en Servicios No Personales, Personal y Bienes de Uso. Sorprende la disminución del Servicio de la Deuda.

 

Como veremos más adelante, el mayor aumento de servicios No Personales provienen de la Secretaría de Espacios Públicos. En Personal casi todas las Secretarías salvo Integración Comunitaria, Obras Públicas y el HCD tuvieron aumentos en sus gastos por encima del 17% llegando hasta un 25%. 

 

 

En cuanto a Bienes de Uso la mayoría proviene de Obras Públicas. Desde el punto de vista de la participación presupuestaria, vemos que la inversión en bienes de uso continúa siendo algo marginal para el municipio:

 

Continuando con lo dicho anteriormente, llama la atención el aumento del gasto de Espacios Públicos. Terminó siendo casi un 40% superior a lo planificado. Esto se debe a un gran aumento en todos los objetos de gastos (salvo transferencias). Principalmente el aumento en bienes de consumo (de $23 a $41 millones) y en bienes de uso (de $83 a $292 millones). Servicios no Personales continúa siendo el mayor gasto:

 

Gastos por objeto de Espacios Públicos

 

Ingresos:

En cuanto a los ingresos vemos que en 2019 se devengó un 15% más de lo planificado en el presupuesto original, pero si tomamos en cuenta la ampliación que hubo, se terminó devengando un 4% menos.

 

Esto podría explicarse por 2 razones:

  1. En la ordenanza fiscal e impositiva para el 2019 el aumento de tasas tenía un tope máximo del cual, una vez superado, se debían aumentar según una indexación. Como esto es ilegal, jamás pudieron aplicar la indexación. Por lo tanto los ingresos que realmente estimaban tener por tasas fue claramente inferior.
  2. Aparentemente hubo transferencias de origen provincial que jamás se devengaron (pavimentación de Barrio Jardín y Bajo de San Isidro,  y otras en las que que se devengó mucho menos de lo planificado (SAME, Programa Envión, etc)

 

Presupuesto ingresos
Pres 2017 Pres 2018 Pres 2019 Devengado 2019 Ampliación 2019 Devengado19 / (Presup19+Ampli19)
Origen Municipal 3.149.161.000 3.892.152.920 5.689.741.000 6.710.551.823,69 1.475.500.000 93,65%
ABL 1.492.000.000 1.707.000.000 2.900.712.000 3.298.856.355,00 404.400.000 99,81%
Inspeccion Com. e Ind. 1.022.500.000 1.106.600.000 1.471.864.000 2.091.823.192,00 896.002.000 88,34%
Otras Tasas 379.021.000 578.072.920 756.300.000 683.077.135,56 0 90,32%
Otros Ingresos 255.640.000 500.480.000 560.865.000 636.795.141,13 175.098.000 86,53%
Origen Provincial 1.740.395.796 2.069.400.000 2.730.887.000 2.998.621.035,23 236.117.950 101,07%
Coparticipación 1.084.000.000 1.347.000.000 1.889.905.000 2.029.298.230,28 6.300.000 107,02%
Otros Provinciales 656.395.796 722.400.000 840.982.000 969.322.804,95 229.817.950 90,52%
Origen Nacional 37.176.500 37.100.000 108.930.000 140.775.710,25 355.063 128,82%
Otros Orígenes 200.000 300.000 525.000 0,00 0 0,00%
Total 4.926.933.296 5.998.952.920 8.530.083.000 9.849.948.569,17 1.711.973.013 96,17%

 

Los ingresos de origen Municipal representaron el 68% de los ingresos del municipio, lo cual demuestra una gran autonomía financiera de San Isidro respecto de la Provincia y la Nación. El ABL continúa siendo la tasa que más recauda ($3.298 millones) seguida cada vez más de cerca por la de Inspección a Comercios e Industrias ($2.091 millones). Estas dos tasas sumadas representan el 54% de los ingresos totales.

 

Nuestra posición:

Desde ConVocación por San Isidro, tenemos una mirada crítica de cómo se gestiona el municipio, por la falta de transparencia, la falta de protocolos de compras, y la falta de indicadores y metas confiables. Vemos una gestión que gasta demasiado en burocracia. Históricamente los aumentos de tasas del municipio de San Isidro han sido superiores a la inflación del año. Para citar algunos ejemplos, en 2020 el aumento de tasas fue de 54,5% mientras que la inflación anual rondará el 40%, es decir, aproximadamente 15,5  puntos porcentuales por encima de la inflación; en 2016, el aumento de tasas fue de un 48% contra una inflación anual de 36%, es decir 12 puntos por encima de la inflación o en 2015 el aumento ascendió a 38% mientras que la inflación rondaba los 27,5%. Si bien 2019 fue una excepción, el aumento de tasas fue muy alto y podría haber sido mayor. Vemos que el Municipio no tiene en consideración la capacidad contributiva de sus vecinos a la hora de ajustar las tasas.


Vemos que se gasta demasiado en gasto corriente y se invierte muy poco en infraestructura (solo un 06,8% del presupuesto). Esto se suma a que el Municipio no brinda buenos mecanismos de participación ciudadana y herramientas de control. No se cumple con la Ordenanza N° 8042 de acceso a la información pública, que obliga a publicar los gastos e ingresos mensuales.

 

Por último, rechazamos los superpoderes que se le otorgaron al Intendente, facultándolo a aumentar tasas y gastos, mover y crear partidas, sin que luego se haya rendido cuentas sobre cuáles fueron esos movimientos de partidas.

¿Dudas/Consultas? Escribinos:

Acassuso Beccar Boulogne
Martínez San Isidro Villa Adelina