Ante el cierre del Concejo Deliberante por caso de COVID, ConVocación Cívica exige prórroga para el tratamiento de la Rendición de Cuentas municipal.

Ante el cierre del Concejo Deliberante por caso de COVID, ConVocación Cívica exige prórroga para el tratamiento de la Rendición de Cuentas municipal.

San Isidro, 4 de diciembre de 2020.- En horas de la noche del día de ayer, 3 de diciembre de 2020, los Concejales que integramos el Honorable Concejo Deliberante de San Isidro fuimos notificados del resultado positivo al test de COVID-19 del Presidente del cuerpo legislativo, Andrés Rolón (Interbloque Cambiemos). Desde nuestro espacio le deseamos una pronta y segura recuperación.

Los protocolos de bioseguridad que sigue el Concejo Deliberante obligan al cierre preventivo del recinto y del edificio sede del cuerpo legislativo. Sin embargo, no deja de preocuparnos el tratamiento de la multimillonaria y deficitaria Rendición de Cuentas 2019, ya presentada de forma tardía por el Municipio este año, y que estaba prevista para ser tratada el día de hoy en Sesión Extraordinaria del Concejo. Ante esta situación, el interbloque de ConVocación Cívica exige una prórroga para tratar la Rendición de Cuentas. 

Es de conocimiento de nuestros vecinos que a lo largo de toda la pandemia venimos pidiendo cuentas de los recursos públicos municipales gastados y comprometidos en el año electoral 2019. Nunca consideramos que la crisis sanitaria fuese un motivo para suspender la Rendición de Cuentas, pues la transparencia no se pospone. Por el contrario, se hace mucho más necesaria en el contexto de una crisis. Los vecinos de San Isidro merecen saber en qué estado financiero se encuentra el Municipio. La evaluación de lo presentado por el Municipio para la consideración y análisis de los Concejales sobre el ejercicio 2019, y que sería debatido el día de hoy, arroja resultados poco halagadores sobre la administración de nuestros recursos públicos y la forma en la que la pandemia tomó por sorpresa a un Municipio endeudado.

No estamos dispuestos a aceptar que pase por debajo de la mesa un tema tan importante y con tanto impacto sobre las vidas de los vecinos de San Isidro. Necesitamos debatir y blanquear con honestidad absoluta la situación económica de nuestra ciudad.

Exigimos que se fije a la brevedad, y antes de que finalice el año 2020, una nueva fecha para el tratamiento de la Rendición de Cuentas 2019. No hacerlo demostraría mala fé municipal. No vamos a aceptar una aprobación tácita, mucho menos de cara a la aguda crisis que se avizora para el 2021. Existen mecanismos de sobra en las normativas que rigen nuestra actividad para abordar la contingencia de que la salud del Presidente del cuerpo se vea comprometida. Hay en San Isidro otros espacios adecuados para llevar adelante las sesiones necesarias y hacer el trabajo para el que los vecinos de San Isidro nos eligieron.

¡Compartí!

shares