Propuestas

Queremos crear escuelas de oficios

carpintero trabajando en su oficio “El mejor plan social es un buen trabajo”, Marcos Hilding Ohlsson.

En San Isidro hay numerosos barrios con alto grado de precariedad y hacinamiento los cuales se caracterizan por presentar deficiencias en el acceso formal a los servicios básicos y una situación irregular en la tenencia del suelo, desincentivando el progreso de las familias que a su vez no cuentan con suficiente infraestructura de ciudad como espacios verdes o de recreación. A esto se suma que muchos son barrios a los cuales se accede por medio de pasillos estrechos donde la disponibilidad de suelo es escasa o nula. Estos barrios presentan una alta densidad poblacional que dificulta la capacidad de las personas para un auténtico desarrollo y crecimiento personal. Las personas ven amenazada su dignidad y se vuelven susceptibles a enfermedades y a la violencia doméstica. Adicionalmente, el hacinamiento afecta el desarrollo de los niños ya que los mismos no pueden hacer sus tareas en un lugar tranquilo, duermen mal, y están expuestos a enfermedades, abusos y violencia (ONU Hábitat, 2006).

Con el presupuesto más alto per cápita del país es inadmisible que hayan tantas familias viviendo en situación de emergencia. Sin duda lo que falta es desarrollar políticas que incentiven las personas a mejorar su situación recuperando los valores del esfuerzo y del trabajo.

Vamos a promover la inserción laboral de estos sectores a través de procesos educativos y formativos, fomentando la independencia de las familias para generar sus propias ganancias. Vamos a despertar la capacidad emprendedora y revalorizar la riqueza que cada persona puede aportar a la sociedad.

Ofrecemos una metodología de reinserción laboral a través de la creación de Escuelas de Oficios en los que no solo se enseñe sino también se dicten cursos basados en la cultura del trabajo, la formación cívica y el desarrollo integral del individuo. Buscaremos así lograr un mayor compromiso con la comunidad mejorando la calidad de vida de quienes hoy no tienen sus necesidades básicas satisfechas. Incentivaremos el respeto a las personas y a las normas de trabajo, mejorando la relación entre vecinos y fortaleciendo una sólida formación técnica que les permita a los padres y madres progresar en sus economías familiares.

Definiremos los oficios que se dicten en cada escuela junto a los vecinos y a sus necesidades. Incorporaremos en la enseñanza una formación orientada al trabajo, que inculque destrezas, habilidades y actitudes generales que favorezcan el ingreso al mundo laboral.

También, en dichos lugares se dictarán cursos de menor duración o charlas puntuales sobre distintas problemáticas que se presentan en estos barrios, como por ejemplo: formación en temas de salud (como son la higiene bucal o la limpieza de infecciones menores), acompañamiento en la educación (como es el apoyo escolar a estudiantes) y capacitación sobre nutrición, entre otros.

PARA UN SAN ISIDRO MEJOR, vamos a crear Escuelas de Formación y fomentar así, el desarrollo de cada ciudadano.