Propuestas

Queremos crear sistemas de evaluación

mirando con lupa una hoja examinando Hoy en día existe en todo el mundo un cambio de paradigma hacia una nueva forma de gestión pública, donde el ciudadano ya no tiene un rol pasivo, de casi subordinación hacia el estado, sino que éste reclama una mayor participación en las decisiones públicas y que se presten servicios que satisfagan sus necesidades.

Gracias a las nuevas tecnologías el vecino puede tener una participación más activa en el control de la gestión gubernamental, ya que tiene un mejor acceso a la información. Esto genera que no solo exijan servicios, sino que el mismo sea lo suficientemente bueno como para satisfacer las demandas.

Por eso, desde el estado es necesario tener una herramienta que pueda diagnosticar cuál es la opinión de los vecinos sobre la gestión pública. Debe saber cuál es la expectativa y satisfacción de los ciudadanos, con el fin de qué enfoque debe tener la administración.

Crearemos un sistema de Monitoreo de Satisfacción del Ciudadano. Queremos que los vecinos evalúen el desempeño de cada oficina, su nivel de atención, tiempos y solución de problemas. Sabemos que solo se puede mejorar conociendo los errores.

El monitoreo se llevará a cabo utilizando distintas herramientas: Mediciones periódicas (para medir las expectativas y experiencias de los usuarios a través de encuestas), mediciones específicas (para conocer algún problema en especial a través de encuestas anónimas, focus groups, paneles de usuarios) y mediciones indirectas (quejas, sugerencias, registros del personal de la municipalidad, encuestas post-servicio).

De esta manera el Estado sabrá necesita el vecino, y cuál es su nivel de satisfacción con los servicios brindados. De esta forma podremos mejorar los servicios prestados y adaptarlos a las necesidades de los vecinos. Conociendo el nivel de satisfacción de los vecinos podremos mejorar los trámites, la atención y crear un municipio amigable, disminuyendo la burocracia y mejorando las prestaciones.